Las 3 leyendas urbanas más conocidas en Estados Unidos


De seguro has escuchado sobre los numerosos mitos y leyendas de los Estados Unidos, en este artículo te ofrecemos las 3 leyendas urbanas más conocidas de este país para que puedas contarlas a tus amigos con la formalidad que requieren. Dichas leyendas y muchas otras más son parte innegable de la cultura de este país.

La autoestopista fantasma


Esta es probablemente una de las leyendas más difundidas de este país. Se trata nada más y nada menos de una bella joven que hace paradas en la carretera para que algún automóvil se detenga a cuyos conductores les ruega que le den un aventón por una necesidad imperiosa de llegar a tiempo a su destino. El conductor, siempre un varón, se va a sentir muy a gusto y va a disfrutar el viaje con tan bella joven, la cual es tímida y poco conversadora. Al llegar a su destino la joven se baja del auto y deja algún objeto olvidado, que puede ser una prenda de vestir, unas flores, uno anteojos, cualquier cosa para que el conductor sienta que debe devolverle. Una vez que el conductor regresa buscando a la joven para devolverle el objeto que dejó en su coche, se encuentra con la desagradable sorpresa de que la joven de esa casa había muerto hace años.

Los cocodrilos en las alcantarillas


La leyenda de los cocodrilos de las alcantarillas se originó en la ciudad de Nueva York tras el descubrimiento de un pequeño grupo de caimanes que escaparon de un criadero y se refugiaron en las alcantarillas de la ciudad. La leyenda alcanzó su máximo esplendor en las décadas del 70 y el 80, donde incontables reportes de cocodrilos en las alcantarillas llegaron a las autoridades. Según los testigos, estos son gigantes reptiles que se alimentan de seres humanos. Sin embargo, en ninguna de las búsquedas realizadas para capturar a estas criaturas se han podido avistar.


El cadáver de Walt Disney


Esta leyenda urbana es bastante conocida también. Walt Disney, fallecido el 15 de diciembre de 1966, fue incinerado 2 días después de su muerte y sus cenizas fueron llevadas al Forest Lane Memorial Park en Glendale, California. Sin embargo, se ha esparcido la leyenda de que no fue el verdadero cadáver de Disney el cual se incineró, sino que su cuerpo se criogenizó para preservarlo en caso de que un día los adelantos de la ciencia permitan devolver la vida a los muertos. Imposible comprobarlo hasta los días de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *